LIMPIEZA DEL ACERO

El acero inoxidable es un material muy usado en la cocina por su resistencia al calor, a la corrosión y a las manchas. Por lo general, el cromo del acero inoxidable reacciona al oxígeno del aire y forma una capa protectora que previene la aparición de óxido y reduce el riesgo de marcas permanentes. Si la superficie está cubierta de grasa o suciedad, esa reacción química no se produce, y el acero es más vulnerable a la corrosión y al desgaste.

Por eso, es importante tener una rutina para limpiar todo lo que sea de acero inoxidable: ollas, refrigeradores y superficies de preparación de alimentos en la cocina. Si el metal está limpio, se ve bien y funciona bien.

 

PROPIEDADES DEL ACERO

Entre las propiedades básicas de acero inoxidable encontramos: excelente resistencia a la corrosión, excelente factor de higiene – limpieza, fáciles de transformar, excelente soldabilidad, no se endurecen por tratamiento térmico, se pueden utilizar tanto a temperaturas criogénicas como a elevadas temperaturas.

RESISTENCIA A LA CORROSIÓN

En la industria química y petroquímica, los aceros inoxidables ofrecen elevada resistencia a la corrosión y excelentes propiedades mecánicas así como un bajo costo de mantenimiento. En la industria de alimentos y bebidas y en la industria farmacéutica, proveen excelentes condiciones de higiene además de su resistencia a la corrosión y duración a largo plazo.

También es utilizado en las cocinas residenciales dando una imagen de alta calidad a cualquier espacio.

SECTORES DONDE SE USA EL ACERO INOXIDABLE

Los aceros inoxidables son ampliamente utilizados en varios sectores, desde la más sofisticada aplicación industrial hasta los utensilios domésticos. Contribuyen, de manera indirecta, a satisfacer las necesidades humanas básicas tales como alimentación, salud, construcción, medio ambiente, transporte y energía.

TABLAS Y ESPECIFICACIONES DE PRODUCTOS